¡Conócenos!

La Villa del Cochino

Un blog magnífico y no es porque nosotros lo digamos, el blog que la gente pagaría por leer y, de hecho, páganos. Creado por enfermos y para enfermos como vosotros. Somos un grupo de amigos cuyo objetivo es dar a conocer nuestro querido hogar: la Villa del Cochino. A través de este blog podréis seguir nuestras chorradas, inquietudes y marranadas varias.
Éstos son los miembros del blog:
Sayuri
    Es la ninja encargada de tratar a los locos de la Villa (prácticamente todos). Pero, debido a sus graves trastornos psicosomáticos, siempre acaba creyendo tener las mismas enfermedades que sus pacientes y acaba intensificando los síntomas de los afectados, que tienen que volver a su consulta formando así un círculo vicioso. Ha entrenado a su mascota, un cocker llamado Yuoh, para que le proporcione víveres varios como Bollycaos, Donuts y demás alimentos básicos de la Villa tomándolos prestados (robando). Le gusta cantar, el manga y el chocolatito. Además, utilizando sus hábiles pezuñas es capaz de dibujar magníficos óleos (como los que adornan la La Villa del Cochino) y crear manjares culinarios tales como el innovador bocata de foie-gras con mermelada de arándonos sobre lecho de jaramagos. Eso sí, siempre se le rompen las calcomanías estas de los chicles que se pegaban con saliva.
    Los demás miembros dicen de ella:
  • Pumukiu: De una hipotética fusión entre ella y yo, saldría la cosa más friki y alucinante de la historia.
  • Königin: A ella le hace mucha ilusión que Yuoh y Liesel se conozcan. Pero, yo no tengo ganas de tener que comprarle un perro nuevo.
  • Ezepu: Es fácil de sorprender. Le he explotado globos (ninja) en la oreja y todavía no se había dado cuenta de que le estábamos organizando una sorpresa.


Pumukiu
    Es el único ninja entrenado para no sucumbir ante el pantallazo azul de la muerte de Windows. Pumukiu domina el lenguaje oculto de las máquinas y es capaz de averiguar la previsión del tiempo según los chirridos de la impresora. Se cree que Pumukiu no tiene forma corpórea, sólo es una voz que va pasando de cuerpo en cuerpo cuando el huésped muere. Ocupa gran parte de su tiempo libre en corregir los posts de los demás miembros de la Villa. Además del lenguaje de las máquinas, puede hablar otras lenguas como el inglés, el japonés, el albhed, el chiquitistaní, el orco de Moria, el lenguaje de las flores, el del abanico y un dialecto del chino que sólo hablan tres personas y dos de ellas son mudas. Se dice que ha conseguido ir más allá de lo posimposible.
    Los demás miembros dicen de él:
  • Sayuri: Es mi persocom favorito. Más de quinientos programas de entretenimiento distintos, como mirar paredes en blanco durante horas o repetir frases de Los Simpson.
  • Königin: Supe que seríamos amigos para siempre desde aquel día que me dijo "¿Jugamos al SingStar?".
  • Ezepu: Cuando no posteo se le ponen los ojos rojos, se pone un brazo mecánico, coge un botijo y empieza a pegarme con una espada de madera. True history.


Königin
    Es la ninja médico de la Villa (o eso dice un papel mojado que suele llevar a todos sitios). Le gustan las cosas blanditas, suavitas y achuchables. Odia madrugar, levantarse temprano y la luz del sol. Cada cierto tiempo, tiene que volver a presentarse a sus amigos debido al aislamiento total durante sus largas jornadas de estudio de materias que nadie conoce ni a nadie le interesan. También debido a dicho aislamiento, no es capaz de mantener el equilibrio y se tropieza constantemente, hasta con su propia sombra, sin embargo, nunca ha llegado a caer. Siempre la acompaña un demonio de los aquelarres manifestado en forma de gata negra, llamada Liesel. Existe la creencia popular extendida entre los habitantes de la Villa de que este animal es la sobrina maligna de Sefirot.
    Los demás miembros dicen de ella:
  • Sayuri: Nos gusta masticar cartón mojado juntas. Es el mejor momento del día.
  • Pumukiu: La adopté como mi hermana postiza porque vi que tenía talento. Fue capaz de curar a mi canario, que llevaba quince años muerto.
  • Ezepu: Desde que me protegió de un tío de dos metros, tatuado y con piercings que intentaba ligarme, somos inseparables.


Ezepu
    Criado en las montañas (nadie lo quería en la villa), terminó con un trauma que le hacía reírse exageradamente de todo lo que veía. Allí se convirtió en un maestro del vuelo convirtiéndose en aprendiz aventajado del cerdo volador del anuncio de Mixta. Al cumplir la mayoría de edad ninja, se le organizó una fiesta del quince. Allí estaban sus mejores amigos del momento, los miembros de la Villa, un jabalí con turbopack, el cerdo que apenas si había volado y todavía se podría comer... Total, al día siguiente, estaba él con la resaca cuando de pronto, lo enlataron en un disfraz de infiltración [véase imagen] y lo mandaron a otras villas para recolectar información. A día de hoy se encuentra infiltrado en la Villa del Caballo, los cuales se maquillan del color del arcoíris. Su último reporte comentaba que los susodichos empezaban a rozarse demasiado y pedía auxilio... Pero esa palabra no existe para un cerdo ninja.
    Los demás miembros dicen de él:
  • Sayuri: Era un pobre niño abandonado, lo encontramos en una esquina llorando una fría noche de verano…
  • Pumukiu: ¡¿Quién?!
  • Königin: Yo lo bauticé con su nombre ninja cuando me dio uno de mis conocidos ataques de dislexia al inscribirle en el pergamino de nuevos alumnos de la Villa. Desde aquel día, somos inseparables.


Colaborador especial:
Dr. Jira

    Es el ninja pluriempleado de la Villa. Entre sus principales trabajos se encuentran el de cocinero fracasado, garganta profunda, colocador de ladrillos, doctor del amor, coreógrafo y actor en el clásico de Disney Los tres cerditos (era el de las pajas). Debe su nombre a su maestro y mentor, el gran Jiraiya, de quien aprendió en las montañas ocultas de la Villa del Cochino la técnica suprema y milenaria de espiar a las mujeres, amén de otras artes extraordinarias. Es curioso señalar que el Dr. Jira tiene una doble personalidad femenina. Umi Tsuki, que es como se llama, se apodera del cuerpo del Dr. Jira todos los jueves y le hace ponerse minifaldas y tacones. Sin embargo, no es algo que le moleste porque le quedan estupendamente.
    Los demás miembros dicen de él:
  • Sayuri: Hay una leyenda en La Villa que dice que él matará a Takumi.
  • Pumukiu: Tiene la habilidad de cambiar de domicilio a su antojo. Actualmente reside en Mordor.
  • Königin: Junto a él aprendí las técnicas secretas de la Villa, como el tótem de cinco cabezas y el arte del disfraz.
  • Ezepu: Me gustaría conocerlo a él y allí donde compra sus interesantes accesorios de mano.


Antiguos miembros:
BlackWolf
    Creado usando partes de animales, a cual más peligroso y brutal, BlackWolf es el ninja más curtido en la batalla. Gracias a su dieta rica en proteínas (principalmente bebés y gatitos), mantiene incandescente su cuerpo de lava y acero fundido. Le gusta el heavy metal, el regusto de la sangre, las comedias románticas y los abracitos. Dadas sus severas carencias afectivas durante la infancia, en ocasiones su capacidad comunicativa se ve reducida al uso exclusivo de coletillas, onomatopeyas y gruñidos de diversa índole, lo que ocasiona que el resto de ninjas de la Villa lo ignoren. Lamentablemente, alguna vez ha dicho algo útil para el desarrollo de la misión (una o dos veces).
    Los demás miembros dicen de él:
  • Sayuri: Sí, mantenemos una relación de amor y ocho.
  • Pumukiu: La descripción hace justicia a lo que verdaderamente es; un completo desequilibrado mental.
  • Königin: Se las da de duro, pero luego no se dormía si no le hacía un vasito de Colacao.
  • Ezepu: Él dice que le gustan largas, aunque también se maneja bien con las espadas cortas.


Belzelga
    Si lo que no mata engorda y lo que no te mata te hace más fuerte, Belzelga es el ninja más fuerte de toda La Villa. Criado en cautividad, teniendo que volver a casa a la 1:30AM aunque esté en medio de una misión porque si no su madre no duerme. Criado junto a BlackWolf en la escuela ninja, se dejó el pelo largo para evitar los latigazos de la correa del reloj. Es el único ninja de La Villa capaz de desencajar su mandíbula para comerse a un búfalo entero y sin cocinar (basado en hechos reales). Es un gran forjador de espadas. Es capaz de crearlas usando un tubo de PVC, gomaespuma y cinta americana. Aún no se sabe cómo, pero consigue que corten hasta el acero templado. También es capaz de cocinar postres de aspecto dudoso pero sorprendentemente sabrosos.
    Los demás miembros dicen de él:
  • Sayuri: Soy la única que conoce el secreto de su apasionado amor por BlackWolf. Alguna vez los he visto con sus sombreros de cowboy galopando por las colinas de la Villa.
  • Pumukiu: En realidad odio sus posts, pero no se lo digáis.
  • Königin: Yo juraría que es un pokémon. Un Charjander o un Nigglet.
  • Ezepu: Tiene una extraña adicción a arrancar con pinzas vello corporal a sus amigos y familiares.