miércoles, 21 de noviembre de 2012

Érase una vez...VI

Saludos Lechones!

Hoy os traigo uno de los más famosos clásicos de uno de esos libros que me encantaría tener: Las mil y una noches. De autor desconocido y de fecha incierta vamos a ver cómo era la historia real de 'Alā 'ad-Dīn.

Aladdin:

Érase una vez un joven huérfano muy pobre que vivía en China (aunque el cuento es árabe se dice que Aladdin era de china por decir algún sitio lejano y dar más misterio a la historia, en realidad todos los personajes y escenarios descritos son claramente árabes). Un día un viejo brujo engaña a Aladdin haciendole creer que era un viejo amigo de su padre y lo convence para ir con él en busca de La Cueva de las Maravillas.

El brujo da a Aladdin un anillo que le dirá exactamente donde se encuentra una vieja lámpara de aceite que el viejo tiene especial interés en conseguir, todo lo demás puede quedarselo pero antes debe traerle la lámpara. Aladdin obedece y le consigue la lámpara pero justo antes de entregarsela el viejo brujo comete un error y se descubre ante Aladdin como quien realmente es y este consigue despistarlo y huir llevandose la lámpara.

Aunque no comprende que puede tener esa vieja lámpara de aceite que tanto llame la atención del viejo la guarda con cuidado y ya en casa descubre que tiene una inscripción difícil de leer por la suciedad. Frota la lámpara y de ella sale un genio que lo reconoce como su amo y está destinado a servirle para siempre (en esta versión no se habla de deseos ni de un número limitado).

Aladdin se convierte en poco tiempo en un hombre rico e importante y consigue casarse con la princesa Badrulbudur, de quien quedó prendado desde el primer momento.

Sin embargo el viejo brujo le sigue guardando rencor y tras disfrazarse de limpiador de lámparas engaña a la joven princesa que sin ser consciente del valor de ésta se la entrega. En poco tiempo Aladdin es consciente de que todo lo que consiguió con el genio de la lámpara se le es arrebatado, incluyendo a su joven esposa que ha sido capturada por el brujo.

Aladdin se desespera y comienza a rezar buscando una solución cuando de pronto su anillo comienza a brillar. Había olvidado por completo el anillo que el brujo le dio. En su interior un genio de menor poder que el de la lámpará ayudará a Aladdin, más con astucia que con poder a recuperar la lámapara de manos del malvado brujo y recuperar toda su vida anterior.

Una vez Aladdin vuelve a su vida es consciente de lo afortunado que es y comienza a valorar más el tabajo propio ya que es lo único que realmente es eterno, pues lo conseguido a través de un genio puede desaparecer en cualquier momento.

FIN

En la historia adaptada de Disney, aunque muy similar, el genio del anillo es suplido por la alfombra mágica y, como todos sabemos, la historia se centra mucho más en los acontecimientos que suceden para conseguir a la princesa, algo que en el cuento original es secundario y un simple...complemento más de lo que consiguió.


Sayuri






Fuentes:

- Las mil y una noches. Gallard. A. (Edición 2010)

0 gruñidos:

Publicar un comentario