lunes, 6 de febrero de 2012

La Villa del Cochino. Misión: Salvar Megaupload

Habiéndose puesto ya el sol en la colina del Patanegra, nos hallábamos los porcinos mayores de La Villa en nuestra finca señorial jugando al "un dos tres, pollito inglés", cuando, de pronto, se presentó ante nosotros un tejón sin pelo con cara y cuerpo de jirafa que parecía ligeramente magullado a juzgar por la espada que atravesaba su cuerpo sangrante.
Sin más, cayó al suelo derrumbado frente a nuestros ojos y en un último aliento dijo:
—Comprad pan —y dejó caer un trozo de papel que portaba en la pezuña derecha.

Rápidamente lo apartamos de una patada y fuimos a ver si había dañado nuestro suelo de importación austrofinlandesa, que es muy difícil de conseguir porque se necesitan diez colas de fénix del FFIII para su fabricación. Al ver que todo estaba bien, Königin recogió del suelo el papel ensangrentado que el tejón dejó caer y lo tiró a la basura para poder seguir jugando felizmente al pollito inglés, hasta que Pumukiu se dio cuenta de que el papel debe reciclarse y, ya que estaba de camino, miró a ver qué era.
Al examinar el papel con detenimiento, su porcina cara cambió y empalideció.
—¿Qué ocurre, Pumukiu? —preguntó Sayuri—. Tu porcina cara ha cambiado y ha empalidecido.
—Mirad esto —contestó él.

En el papel figuraba una notificación del FBI escrita en una servilleta de papel con manchas de pizza que informaba de un inminente ataque a la sede de Megaupload con intención de masacrarlos a todos brutalmente y luego cerrarlo.
El pánico se apoderó de todos en la casa. Fue entonces cuando un Ezepu, más serio que nunca, o sea, riéndose únicamente a carcajada limpia, asomó por la puerta ya enfundado en su traje de Bender y con la PSP cargada al máximo:
—Tenemos que proteger Megaupload aun a costa de nuestras vidas, ¡vámonos!
—¡En marcha, chumachos! —añadió Sayuri desde el cuarto de baño.

Con el recuerdo de Goku sacrificándose por salvar la Tierra en nuestra mente y unas lagrimillas en los ojos, cogimos nuestras armas y, sin pensarlo demasiado (como de costumbre), nos pusimos en marcha hacia la sede de Megaupload.
El camino fue duro, unos cinco minutos en nube mágica según las recomendaciones de Google Maps, tipo de ruta: nube mágica. Al llegar, un aparcacoches nos amenazó con rayárnosla si no le pagábamos un euro, lo que nos hizo perder casi tres horas de misión intentando despistarlo.

Saltamos frente a la verja de metal que protegía la base, nos flipamos durante un cuarto de hora ya que se parecía a la de Shinra y empezamos a hablarnos por bocadillos azules con errores de traducción. No estamos seguros de cómo, pero parece ser que debieron de reconocer quiénes éramos, tal vez por las insignias de La Villa o por nuestra pancarta de cuatro metros de "Muerte al FBI".
—Cuidado, el FBI ya está dentro —gritó un joven muchacho armado con una metralleta de papel maché que se encontraba escondido entre los matorrales y corría hacia nosotros, matorral incluido.
Mientras se nos acercaba, comenzaron a dispararnos desde el interior de la base de Megaupload. Tumbamos de un porrazo a Ezepu y lo utilizamos de escudo humano haciéndolo rodar mientras nos acercábamos a la puerta principal.
—Es inútil, son demasiados —gritó Pumukiu—, tenemos que retirarnos momentáneamente.
El resto obedeció desapareciendo con un salto ninja abandonando a Ezepu que, en unos minutos, se reunió con nosotros en la cima de la colina frente a la sede, sonriente como de costumbre.
—¿Quién eres tú? —preguntó Königin al joven extraño.
—Dejémoslo en que soy un amigo, estoy decidido a luchar por esta causa.

Las palabras de... llamémoslo "El pequeño hombre bailongo que medía dos metros" encendieron la bombilla en el cerebro de Sayuri (en cambio, los cerebros de los demás parecían más ocupados en ver cómo bailaba aquel hombre)— ¡Amigos! ¡Exacto, eso es! —dijo Sayuri—. Tenemos que ponernos en contacto con los miembros de las villas vecinas, seguro que nos ayudarán en nuestra empresa.
De manera que Pumukiu, que siempre es el que se gasta el saldo (ninja) del móvil (ninja), comenzó a llamar algunos amigos de la Villa del Caballo y de otros blogs amigos. La batalla estaba a punto de comenzar...

¿Qué ocurrirá? ¿Seguiremos la historia o quedará como uno de esos posts inconclusos? Lo veréis próximamente en La Villa del Cochino...

Cacique Team

jueves, 2 de febrero de 2012

Mother of Gackt

¡Saludos, Lechones!

Hoy un post cortito. El otro día se nos presentó un dilema "¿Qué hacer cuando te regalan unas entradas para el cine gratis y todas las ofertas son una mierda?". Antes de que pudiésemos darle respuesta, ella misma se presentó ante nosotros cual ángel de la Anunciación.

BUN...
RA
KUUUUUU



"En un futuro apocalíptico en el que un tirano ha sometido a toda una ciudad y ha prohibido el uso de las armas, un cowboy sin pistola y un samurái sin espada luchan juntos para..."

El resto lo tendréis que ver. A nosotros, a pesar de la rayadura mental de la trama, no sabemos si muy complicada o solo apta paa cerebros japoneses... nos gustó ^^. Y además, ¡sale Gackt! (yujuuu)


Pumukiu & Sayuri



"Siempre hay alguien más fuerte que tú."