domingo, 2 de octubre de 2011

No volverás a ver Totoro de la misma forma...

¿Qué hay, piara?

Tal como dijimos, la colaboración de Alicia iba a dar para otro post y aquí está.
Nos manda un artículo de Fantiusen Blog donde nos traducen del japonés una leyenda urbana acerca de la tierna película Mi vecino Totoro de Ghibli. Y, como bien sabéis, las leyendas urbanas nunca suelen ir de cosas bonitas de colorines (si no, ved el post que hice hace un tiempo) sino que hacen que te corra un gélido escalofrío por el espinazo. Mirad algunas de las cosas que se dicen en el artículo:
En realidad, Totoro es un shinigami (死神), esto es, la muerte. (…) Este dios, se aparece a la gente antes de morir anunciando su muerte próxima o cuando ya están muertos.
(…)
En realidad, Mei y Satsuki están muertas. Esto se puede comprobar como después de desaparecer Mei, ya no tiene sombra en toda la película restante, Satsuki, una vez que va a buscar a Totoro para pedir que la lleve a donde está Mei tampoco tiene sombra.
(…)
Cuando reciben la llamada del hospital, Mei se pierde, y es ahí cuando todos empiezan a buscarla, si bien, alguien encuentra una sandalia en el lago, le preguntan a Satsuki a ver si es de su hermana. Ella, en estado de shock responde que no, pero realmente sabe que es de su hermana y que está muerta, por eso sale corriendo en busca de Totoro y no sigue buscando más.
(…)
Es entonces cuando entra al interior del bosque, este paso es marcado como el paso al inframundo. (...) En ninguna de las escenas desde su entrada al bosque hay sombra, a pesar de haber sol. Una vez entrada al bosque ya está muerta.
(…)
El Gatobús (ねこバス) es el transporte al otro mundo del shinigami (dios de la muerte) Totoro. (…) En su letrero puede leerse “墓道”, que significa “el camino al cementerio”, si bien, hay 4 o 5 letreros, la mitad de ellos son cementerios o templos. Menos el último que significa “Mei”.
(…)
En realidad el hospital que hizo de modelo para el hospital donde está ingresada la madre existe, el hospital 八国山病院 es un hospital para enfermos terminales, por lo que la madre de Mei y Satsuki está cerca de su muerte y en realidad no se va a recuperar y por eso le pareció verlas al final de la película, justo cuando se iban al otro mundo.
(…)
Después de ese último encuentro el Gatobús se las lleva, pero no indica dónde. Si bien están muy contentas, y en los créditos finales se las puede ver riendo, jugando y con su madre, así que la única explicación es que los dibujos de los créditos finales es el paraíso.

Aquí lo tenéis para leerlo entero, con fotitos y demases.

Como colofón, aquí os dejo una ilustración de Javi Recio, dibujante patrio que trabaja en DreamWorks y cuyo blog recomiendo encarecidamente:

También puse hace tiempo un montaje de Totoro muy bueno y que me habría gustado recuperar para este post, pero lamentablemente ya no está en YouTube (lo típico, el tema de los derechos...). ¡A cuidarse!

Pumukiu




"Vegetarianos, dejad de comeros la comida de mi comida."

3 gruñidos:

Alicia dijo...

:)

Tengo un muñeco de Totoro en mi cuarto y otro del autobus, de esos de papel, cada vez que los miro me siento rara.

JDanieru dijo...

Ya me había coscao yo de lo de las sombras, pero no esperaba todo esto detrás... En cuanto tenga un hueco me volveré a ver la pelo de nuevo, tengo unas ganas xDDD

Sayuri dijo...

Que ganas me han entrado de volver a ver Tonari no Totoro...

Publicar un comentario