jueves, 8 de julio de 2010

Cortarse la coleta

Saludos Lechones!

Hoy quería ilustraros con una curiosidad muy curiosa. ¿Habéis oído alguna vez la expresión "cortarse la coleta"?

Esta expresión viene del (repugnante) mundo del toreo. Cuando el (asesino) torero decide abandonar los ruedos a éste se le corta una pequeña coleta que se dejan en la parte de la nuca.

Esto simboliza que abandona su (vergonzosa) profesión. Cuando alguien utiliza la expresión "voy a cortarme la coleta" se refiere a que va a asentar la cabeza ya sea que va a casarse, a buscar un trabajo serio o cosas así.
Aunque esta información no está 100% contrastada muchos son los sociólogos que aseguran que esta expresión y costumbre vienen de Japón.

Como sabréis, España fue el primer país en comerciar con el país del sol naciente, de ahí la gran fascinación de los japoneses por la cultura española.
Las Maikos, las aprendizas de Geishas, no se cortaban el pelo en toda su vida desde la infancia. Cuando pasaban a ser Maikos profesionales (pre-Geishas) sus peinados dejaban ver siempre en la nuca una pequeña coleta que simbolizaba su deseo de convertirse en Geisha.

Al hacerlo, al convertirse en Geishas con todas las de la ley, se les cortaba el pelo hasta la altura de los hombros más o menos y sus peinados ya eran mucho más adultos, no lo típicos abultados.

Además de esto, el tema de la coleta en Japón también estaba muy presente en el mundo de los Samuráis siendo únicamente cuando el Samurai se retiraba cuando se cortaba o cuando perdía el honor.
Fue justo allí, en Japón, cuando en la época de estos comercios y a modo de alusión a sus propias costumbres, los toreros comenzaron ha llevar a cabo esta práctica para honrar al emperador en sus visitas a los ruedos.

No fue hasta casi un siglo después del comienzo de estos comercios, cuando la costumbre de cortarse la coleta al abandonar los ruedos se extendió y se convirtió en una tradición en sí del mundo del toreo.

Como ya he dicho, esta información no es segura al 100% ya que no hay datos ni escritos firmados que la garanticen de aquella época, pero según muchos sociólogos es la teoría más segura por lo obvio. Coinciden las fechas y los acontecimientos.

En fin Lechones espero que os haya gustado como una curiosidad más. Para vuestra tranquilidad os aseguro que a los miembros de La Villa del Cochino aun les quedan muuuchos años para cortarse la coleta y dejar de ser los engendros descerebrados que somos. Hasta el próximo post!

Sayuri


4 gruñidos:

Ike dijo...

WoW interesante, no sabia que España fue el primer pais en comerciar con Japon...

Sayuri dijo...

España fue el primer país de Occidente que se dedicó al comercio con Japón. Fue en su época de imperio potente wapetón, cuando nunca se ponía el sol en nuestras tierras juas juas juas!!!!

Hasta que España comenzó con el comercio de sedas, especias y alimentos con Japón, estos comercios se hacían con la India y los países centroeuropeos hasta que se vió que las sedas japonesas y los cultivos de arroz eran de mayor calidad allí. España comenzó a traer un poco de cultura nipona a Europa y se convirtió en algo muy exótico y popular.

Hasta aquí la clase de historia por hoy. Siempre se aprende algo nuevo, sobre todo si estas conmigo Kuppo!!

Königin dijo...

Que bueno eres Mogutaro!!!

Anónimo dijo...

Buenas tardes. Tenía entendido que el primer país que mantuvo contactos comerciales con Japón fue Portugal. Quizás esté equivocado. Por otro lado, la expresión cortarse la coleta está íntimamente ligada con el mundo de la tauromaquia, ya que ese es el gesto, cortarse la coleta, aunque sea postiza, que realiza el torero cuando se retira. Por extensión se aplica a toda persona que cesa en su trabajo o empeño. Pero existen muchas más locuciones que tienen que ver con ese espectáculo tan español, y tan denostado, como es el toreo. Por ejemplo: Estar al quite, echar un capote, estar para el arrastre, meter un puyazo o una estocada...

Publicar un comentario