jueves, 6 de mayo de 2010

Crónica de un Salón anunciado

Queridos lechones, como muchos de vosotros sabréis, hace poco se celebró el XI Salón del Manga de Jerez. Y, como ya dijimos, los integrantes de La Villa del Cochino hemos ido a cubrir (con un impermeable) la noticia.

(Aviso para navegantes: lo que os disponéis a leer es una OPINIÓN de los miembros de La Villa, no verdades irrefutables, así que si alguien se siente ofendido, no siempre llueve a gusto de todos, o lo que es lo mismo: que se joda, coño.)

Este año hemos encontrado el Salón bastante más vacío que de costumbre, ignoramos si será por culpa de la crisis, las lluvias torrenciales que no nos dejaron en paz en todo el finde, el virus H1N1 o el ataque del pene mutante del espacio exterior (Razón aquí). La cosa es que para la cantidad de gente que suele acudir a este evento, este año estaba un poco deslucido. En general, la cantidad (que no la calidad) de los cosplays fue más baja de lo normal y os lo decimos nosotros que llevamos yendo algunos añitos.
Por otra parte, aunque mucha gente cuestionó la organización, a nosotros nos pareció correcta, hay que pensar en lo difícil que es organizar una convención de tales magnitudes y eso lo sabemos porque nos quedamos encerrados dentro sin querer (no nos dimos cuenta de que estábamos camuflados en forma de DVDs de Verano Azul, algo que no puede faltar en un salón del manga) y pudimos ver a la velocidad que trabajaba esa gente para desmontarlo todo (con bombas de racimo, agujeros negros...).
Otro punto a favor fueron los precios, y es que hubo numerosas rebajas en los stands, que excepto por la estafa del ramen (para el precio que tenía, debía de recuperarte la vida completa, los PM, curarte los estados alterados, subirte tres niveles y aumentarte el pene... sí, para ambos sexos) y los mamones (BlackWolf dixit) que regalaban abrazos, picos, polvos, sangre y hasta intercambiaban sexo por ramen (cosa comprensible según las cualidades que poseen como ya mencionamos antes) pero eso ya es otra historia... Como decíamos, si sabes regatear, marcas un gol (BlackWolf, deja el puñetero teclado)... como decíamos: si sabes regatear, algo que sabemos hacer bastante bien los ninjas de La Villa (que hasta en La Villa se nota la crisis), podías hacerte con algunas gangas bastante guapas.
Volvamos un momento al tema de los "Regalo abrazos"; mira, chaval, no me vale que cojas un cuaderno y me digas que vas de cosplay, hemos matado por mucho menos. El año que viene vamos a llevar al violador de la mortadela y vamos a comprobar la veracidad de lo de "regalos polvos", ñiajiajiajia... (¡¡BlackWolf, que dejes el puto teclado!!)
Sobre el tema del concurso de cosplay, mejor lo dejamos aparte, sólo diremos que algun@s concursantes parecen mejores ninjas que nosotros, ya que algunos golf@s, cierrabares se lo llevaron todo y no pagaron na... y aun así cobraron, y no se les volvió a ver el pelo...
Eso sí, lo importante es que estuvo muy bien, nos lo pasamos genial allí y esperamos con ansia viva volver el año que viene pero esta vez a ver si podemos ir andando (o saltando de árbol en árbol) y no en canoa.


Cacique Team

3 gruñidos:

hohendelshope dijo...

totalmente de acuerdo en todo, yo he hecho algo ke no he hecho en un salon en mi vida, ir al stands de ramen y pedirme un bocadillo XD

en cuanto al lo del concurso de cosplay he oido algo del tema de ke alguisse piro con la guita pero nisikiera me entere kienes fueron XD

y bajo mi punto de vista los que ivan de organizacion XIII bailaron bastante bien

http://www.youtube.com/watch?v=5AkYIZ3Ty8Q

xDDDDDDDDD

Alex_VisualKei dijo...

De acuerdo en todo, muy bien muy bien!!!
Yo iba de crossplay (soy la novia de Miriam, repito xD). Junto a aquella Lucy que deslucía a lo que parecía ser un no muy buen crossplay de Ruki, vocalista de The GazettE.

Lo que realmente importa es que lo pasamos todos bien, hayan ido muchos, pocos, bajitos, altos, gorditos, etc. Ole por el salón... Y el próximo en Sevilla =)

BlackWolf dijo...

Bueno... el de Sevilla... en verano y en epoca de examenes... ya...

Publicar un comentario