jueves, 24 de septiembre de 2009

El Portugués, ese gran desconocido.

Nos lo encontramos cada día en cualquier envase, en cualquier caja, en las instrucciones de uso de una nave interestelar de catorce caballos de potencia...
Está siempre con nosotros, el Portugués, y nunca le prestamos la atención que merece tan rico y maravilloso amigo, por eso yo os pido que cuando estéis tomando un nutritivo desayuno con cereales, os paréis un minuto a observar la caja, sí, está muy bonito ese regalo, ese monopatín con la cara de Quicky que puedes conseguir en un sorteo mandando 1200 códigos de barra del producto (porque la Play 3 no te va a tocar, chaval) pero no te quedes ahí, mira un poco más arriba, parece español pero no lo es, es Portugués y si no le prestáis la atención que se merece podéis perderos palabras y expresiones tan mágicas como:

Joder, no había semidesnatada, ¡tampoco me tienes que insultar tan directamente!

No había otro nombre...¿No os suena como un "chute de bolas"? ¬¬

No veas, tío. Te deja to doblao... Desde que jugamos a este juego todos los habitantes de La Villa del Cochino sufrimos de totorcimiento.

Ya sabéis, seguid observando y aprendiendo, y cuando vayáis al McKing o al Burguer Donald's, no olvidéis pedir Molho de Churrasco o lo que es lo mismo, salsa barbacoa.

Sayuri


2 gruñidos:

Nando dijo...

Tambien es importante saber que en portugues "pila" significa "poya", por aquello de no ir diciendo tengo las pilas cargadas, comprar pilas en una tienda o sucedaneos...

No podiamos poner "portugueses no" en los carteles pero... portugueses no.

BlackWolf dijo...

Déjalos, aún a riesgo de ser reiterativo, como siempre digo (y como que aprendí de ese gran maestro que es El Manu): "¡Portugal es el barrio más grande de Huelva!" XD

Publicar un comentario