jueves, 24 de septiembre de 2009

¿Cerdo yo? ¡¡Pa' cerdo tú!!

Pegados a la pantalla os imagino, mis queridos amigos, con los ojos como platos y con juiciosos pensamientos, surcando vuestros cerebros, tales como:
¿Una web creada por un grupo de amigos que dicen ser cerdos (ninjas, que conste) y que encima nos llaman “Lechones”? ¿De dónde demonios han salido estos colgados?
A ti, querido amigo lector, te respondo dos cosas:
1º: Venimos de La Villa Oculta del Cochino [pero como allí no llega “intranet”, nos hemos venido p'acá (¿Dónde? Oculta, amigo mío)]
2º: ¿Cerdos nosotros? ¡Pa' cerdo tú! Porque tú, querido amigo, además de descubrir poco a poco que eres un Lechón más de la familia, eres un cerdo… pero cerdo, cerdo! ¿Que te insulto? Espera, espera y deja que me explique:

[Aviso para navegantes: esta parte puede hacer que tu vida dé un giro de 3600000º, así que, si quieres seguir disfrutando plácidamente de tu vida (o si perteneces a algún grupo religioso que considere cualquier cosa que no sea Jesús, blasfemia de la gorda), evita seguir leyendo y vete a cantar al coro de la iglesia a seguir disfrutando de tu ignorancia, so cerdo.]

Empecemos fuerte, ¿ok? ¿Qué te parecería meterte en la boca un buen trozo de suculenta mierda (fría y todo, porque ha estado en el frigorífico)? ¿Desagradable? ¿Tú crees? ¿Y si te digo que sabe a fresa o chocolate? ¿Tampoco cuela? Pero si lo haces todos los días, y José Coronado el primero, ¡y mira cómo está el tío! Sí, Lechones y Lechonas, algo tan habitual como el yogurt (yoghourt, yoghurt o yogogugogugourt, en nuestro lenguaje: yugú o goyú) es ni más ni menos que mierd… ejem, defecación de bacteria, o lo que es lo mismo: “Quillo, que te estas comiendo la mierda de un bicho que mide 10 millones de veces menos que tú (tamaño estándar). ¡Y no de uno, de millones! ¿No te gustan los yogures? ¿Y el pan? Sí hijo mido, sí, el pan también… ¿y sabes qué más? La cervecita que te tomas (ese color no podía ser bueno) ya ha sido digerida antes de que tú lo hicieras, mi querido Lechón.


¿Comer y beber meao’ y cagao’ de bicho no te parece suficiente? Sigamos pues:

Qué romántico es oler una flor, y las chic@s (gracias mierdista de cultura) se derriten en tus brazos (o te inflan a hostias) cuando les regalas un ramo de flores, pero… ¿realmente sabemos lo que tenemos en nuestras manos? (CHAN-CHAAAAN) Analicemos lo que es una flor: una flor es el aparato reproductor de una planta, así que, sí: le estamos oliendo la churra a la planta… ¡¡y encima nos gusta!! Y cuando le regalas un ramo a tu novi@ (gracias mierdista de cultura)... ¡Es como si le regalaras un ramillete de cipotes con un lacito (encima re-cochineo)! Pero consuélate querido Lechón, además de olerle la picha, le estas oliendo el chochi (quien no se consuela es porque no quiere, y además podréis saber qué freaks han leído este post porque se irán a recoger flores para poder estar cerca de algún órgano sexual femenino…)

¿Te falta algo más para acabar de convencerte de que eres un cerdo, cerdo? Pues allé va, la guinda del pastel (cojan vuesas mercedes los cubos):

Para finalizar, me gustaría hablaros de la menstruación. Las chicas ya sabréis lo que es, y si algún chico no lo sabe… pues tío, lo siento por ti, pregúntale a tus padres (y grábalo y cuélgalo en youtube para que pueda verlo). En conclusión la menstruación no es algo agradable, y más para los chicos (al igual que a las chicas os parecerán desagradables otros fluidos (muy) varoniles). Y si es poco agradable, menos es que os venga un tío diciendo que a él le gusta untársela en una tostada y desayunar con ella como los verdaderos campeones. ¿Arcadas? Contenlas hasta el final, mi querido Lechón, que lo mejor viene ahora: ¿qué te parecería meterlo todo (para que no se desperdicie nada, nada) en un recipiente, freírlo o pasarlo por agua para mojar pan en el mejunje? ¿Lo prefieres todo revuelto con patatas? Estoy seguro de que alguna vez lo has comido. Algo tan simple como un huevo no puede ser tan repugnante… ¿o tal vez sí? Sí, querido Lechón, un huevo (de gallina por ej.) no es más que un óvulo sin fecundar expulsado al exterior (uséase, una menstruación) así que, para remate del tomate: ¡¡mojas pan en regla frita de gallina (¡con pan, encima, que ya sabes lo que es!)!!


Si has llegado hasta aquí, te digo amigo mío, y espero que ahora me comprendas:
Nosotros somos unos cerdos, pero vosotros,

¡lo sois más!


BlackWolf

5 gruñidos:

Nami-Chan ^^ dijo...

Te ha faltado ponerle el tomate a los huevos. ¡Que desfachatez no ponerlo... *Piensa* A... ¿Que ya se sobreentiende no? ^^U

:**

Nando dijo...

Pues mejor que nadie sepa como se forman los puntitos verdes del roquefort... cxomo se hace la mortadela, o lo peor de todo... que es en realidad la "anchoa" de las aceitunas con "anchoa"

Sayuri dijo...

Joder...con lo que me gusta el roque...¿Qué es la anchoa? XDD

Nando dijo...

Me alegra que me hagas esa pregunta, se de buena mano que en realidad, todo lo que sobra del pescado (tripas y demas) lo trituran bien trituradito y le añaden una cantidad considerable de saborizante de anchoa, por eso sabe a anchoa, pero se ve claramente que eso no es anchoa...

El Barbas dijo...

Es como la gulas de la gula del norte o similares, que solo llevan el 1% de una gula.

Publicar un comentario